Just another WordPress.com site

LA EVALUACIÓN Y PROPUESTAS

INTRODUCCION

Entendiendo la evaluación como un instrumento que sirve al profesorado para ajustar su actuación en el proceso de enseñanza y aprendizaje, orientándolo, reforzando los contenidos insuficientemente adquiridos por los alumnos (as) y realizando la adaptación curricular necesaria. La evaluación es un instrumento para los centros educativos, base para a toma de decisiones sobre su organización, especialmente en cuanto al funcionamiento interno y la promoción de los alumnos/as. También se considera, como un instrumento que sirve a la administración educativa para verificar la coherencia del sistema educativo  para responder a las necesidades manifestadas en la evolución del sistema, adaptándolo a medida que van surgiendo.

SUSTENTO TEÓRICO

Los diferentes autores encontrados en la investigación nos dicen lo siguiente:

”… una investigación que formula su hipótesis y sus objetivos, define los fenómenos que hay que analizar, agrupa datos por diferentes vías (documentos, observación, medición, entrevistas, etc.) los analiza y deduce de ellos conclusiones”. Guinchat. 1990.

Cálculo para calificar y medir el logro y la forma de satisfacer los objetivos propuestos de un determinado sistema o unidad.” Ponjuán 1992. 

 “la evaluación es parte de la enseñanza y del aprendizaje, donde el estudiante desarrolla y aplica los objetivos implantados en clases”

Puede definir a la evaluación como el proceso sistemático de recolección y análisis de la información, destinado a describir la realidad y emitir juicios de valor sobre su adecuación a un patrón o criterio de referencia establecido como base para la toma de decisiones. Quintero 2009.

Evaluar es participar en la construcción de un tipo de conocimiento axiológico, interpretando la información, estableciendo visiones no simplificadas de la realidad y facilitando la generación de una verdadera cultura evaluativa.

Construir una cultura evaluativa implica incorporar a la evaluación como una práctica cotidiana que realizan todos y afecta a la institución en su conjunto, no ya para sancionar y controlar sino para mejorar y potenciar el desarrollo de sus miembros. De esta manera, la evaluación ya no puede reducirse a una práctica que realizan unos (con autoridad o poder) sobre otros.

La evaluación es un proceso reflexivo, sistemático y riguroso de indagación sobre la realidad, que atiende al contexto, considera globalmente las situaciones, atiende tanto a lo explícito como lo implícito y se rige por principios de validez, participación y ética.

 Separata del autor (Giuseppa Dagostino de Cersosimo)

Producen como consecuencia del proceso  de maduración y aprendizaje, pero si se puede inferir al observar las modificaciones de la conducta de la persona.

La medición educativa es representativa porque lo que se mide es una muestra. Constituye un medio que dispone el docente para recaudar evidencia acerca de los hechos educacionales que desea valorar

 Articulo  Proceso Histórico de la Evaluación.

Puntuaciones diferenciales ínter sujetos y su posición dentro de grupo normativo Thorndike es considerado el padre de la medición en  educación.

 Así fue como Ralph Tyler el padre de la Evaluación, dio vuelta este paradigma donde Evaluación paso a un primer plano y la medición a un segundo término, pero siempre las dos ligadas entre sí.

En el tercer período, juicios, el concepto de evaluación adquiere una conceptualización multidimensional. Corresponde a  un juicio profesional basado en la opinión de expertos en evaluar, orientado a la toma de decisiones.

En todo proceso educativo se hace estrictamente necesaria la presencia de la evaluación. Y es que esta herramienta constituye un abanico abierto tanto para los alumnos como para los profesores, llevando a un desarrollo de las fortalezas y a cambio en las debilidades. Cuando buscamos definirla nos encontramos con un listado bastante amplio de información y autores. He aquí, que buscando justamente una definición para la evaluación educativa es que llegamos a un punto de coincidencia.

Podemos decir que la evaluación educativa es una herramienta de gran importancia para el proceso de aprendizaje. Debido a que la educación es un proceso largo y que la evaluación como herramienta forma parte de él, nace la necesidad de ser no solo sistemática, sino también permanente y objetiva en la información que recaba. Toda esa información que se pueda obtener a través de esta herramienta ayuda a orientar al alumno a partir de la exanimación de los resultados con respecto a los objetivos previamente planteados. Además de lo anterior entrega evidencia de los cambios en los alumnos y del grado que han logrado en éste. A partir de la valoración que el docente pueda dar a la realidad de sus alumnos, después de haber reunido información útil y descriptiva, es tiempo centrarse en un proceso de identificación, remodelación y tratamiento de datos que construirán el camino para llegar al conjunto de actividades que conducen a un juicio en función de criterios.

Funciones de la evaluación

Como todos sabemos, la evaluación es una herramienta esencial dentro del proceso de enseñanza  -aprendizaje. Teniendo aclarado lo anterior, cabe destacar que dentro del periodo educativo existen diferentes instancias, periodos, y situaciones en las que se hace necesario evaluar de distinta manera o con diferentes criterios, por lo tanto existen diferentes funciones de la evaluación.

También es útil para conocer el grado de alcance de los objetivos propuestos en el curso y las habilidades y destrezas de los educandos. Por último, esta función permitirá conocer la situación personal del alumno en el ámbito físico, emocional y familiar al inicio del curso o etapa académica determinada.

Entonces, podemos decir que la evaluación diagnostica es de suma importancia, puesto que, permite al profesor conocer en profundidad las causas que provocan ciertos problemas a lo largo del proceso de enseñanza, tomar las decisiones pertinentes de acuerdo a cada caso y reorientar o adaptar las exigencias de acuerdo a los requerimientos.

      • Función Pronóstico: Luego de conocer la situación inicial, este tipo de evaluación entregará a los evaluadores la base para predecir o pronosticar posibilidades futuras. Todo lo anterior podrá ser realizado de forma intuitiva o técnica, ello con el fin de dar una base orientadora para el trabajo a futuro.

      • Función Orientadora: Esta función permite corregir y reorientar las perspectivas y acciones con las cuales trabajar, por lo tanto es una herramienta de gran utilidad al momento de discriminar aquello que realmente tiene validez y lo que no. Además, el carácter orientador da a conocer aquellos aspectos que requieren cambios o modificaciones de acuerdo a las necesidades del momento.

      • Función Control: Gracias a este tipo de evaluación, el evaluador posee el control permanente del progreso obtenido, ya sea para mantener informado, para una promoción o una expedición de títulos. Consecuentemente, esta función está fuertemente ligada y unida a las funciones anteriormente mencionadas.

      • Evaluación Formativa: Esta evaluación es muy importante dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje puesto que está encargada de orientar las actividades a través de informes en relación a la forma de obtención de los objetivos. En caso de la existencia de deficiencias o carencias en los objetivos, el profesor y los alumnos tendrán un estímulo eficaz para realizar las modificaciones y ajustes necesarios para conseguir los objetivos a tiempo.

       • Función Estímulo: Es cuando la evaluación se transforma en un proceso sistemático que aporta al perfeccionamiento permanente. Dentro de este tipo de evaluación encontramos las siguientes funciones:

           1. Concreción: Esta función consiste en la delimitación de las áreas a evaluar.

           2. Informativa: En esta función se recoge la mayor cantidad de datos necesarios posibles.

           3. Interpretativa: Esta función se encarga de todo el proceso de puntuación o categorización.

      • Juicio: Esta función de la evaluación juzga valoricamente toda la información recogida de acuerdo a los criterios previamente establecidos.

      • Decisión: En esta etapa es cuando se decide si los objetivos fueron cumplidos o no. Para tomar las decisiones pertinentes es necesario tomar en cuenta todas las aportaciones valóricas que provienen de las diversas fuentes de información

Paradigma de la Evaluación

PARADIGMA  CONSTRUCTIVISTA:

 En la evaluación con enfoque constructivista se tiene en cuenta la capacidad mental del educando, por tanto, los procesos curriculares se agrupan por niveles y los contenidos instruccionales de manera gradual relacionados como operaciones intelectivas de procesos  mentales sencillos a complejos hasta lograr los procesos lógicos formales.

La evaluación bajo este paradigma  implica la elaboración de un juicio  sobre la información adquirida conocida producida comparada con patrones estándares que permiten determinar si los procesos y productos son adecuados dependiendo del objetivo intelectivo esperado.  La capacidad intelectiva puede desarrollarse a través de una pedagogía constructivista y una didáctica activa centrada en la resolución de problemas, en el planeamiento y evaluación de hipótesis, experimentación y contrasté de resultados de esas hipótesis  para desarrollar procesos intelectivos y operaciones mentales de forma activa y constructiva por parte de quien aprende facilitando aprendizajes significativos, es decir, que implica procesos de pensamiento abstracto formal, competencias interpretativas, argumentativas y prepositivas.

FORMULACION DE LA PROPUESTA

Para fines de evaluación interesan el espacio de acción y comunicación del proceso educativo (aula, laboratorio, taller u otro escenario) por su importancia para promover el aprendizaje; distinguiendo las características físicas (desde el punto de vista del uso y propósito del espacio, el mobiliario y el material para la enseñanza) y el aspecto psicosocial  referido a la oportunidad, viabilidad y tipo de interaccón social entre profesor, que  matiza  el ambiente  del  proceso  educativo.

La evaluación de la propia  evolución del aprendizaje hace a la valoración de su propósito, a las formas y el papel en el proceso educativo; esto es, qué, cuánto, cómo y para qué se evalúa lo aprendido en el proceso educativo.
¿Qué evaluar? Manifiesta el interés  por conocer el objeto de la evaluación del aprendizaje.
¿Cómo evaluar? La evaluación del aprendizaje puede aplicarse al inicio del proceso educativo. ¿Cómo se evalúa el aprendizaje? Interesa conocer las tecnicas e instrumentos que el profesor utiliza para este fin; por ejemplo, determinar si para el aprendizaje de hechos y  teorías  el profesor utiliza formas idóneas.
¿Para qué se evalúa? Se relaciona con el papel que el profesor confiere a la evaluación del aprendizaje en el proceso educativo.

Interesa saber cuáles son los usos y fines de la evaluación; certificar o calificar el aprendizaje logrado por los alumnos, acreditar y promover a los alumnos, ejercer control a conocer y valorar el proceso de adquisición del aprendizaje de los alumnos.
En el marco de la gestión institucional, la evaluación se transforma en una práctica intrínseca al desarrollo e implementación del PEI. Por lo tanto, si el PEI expresa los principios y objetivos institucionales, la valoración de las prácticas se realizará en función de ellos. Seguidamente las decisiones deberían tender a elaborar e instrumentar estrategias que permitan acercarse a los objetivos institucionales.
Es importante señalar que un proyecto institucional involucra a todos los actores de un establecimiento escolar, aunque a partir del reconocimiento de los diferentes grados de implicación en el proyecto que los actores puedan tener. También solicita una planificación de la participación de los actores; requiere de tiempos (a veces prolongados) para su formulación y exige la previsión de diferentes estrategias para atender las características propias de los establecimientos que integran un nivel, una modalidad. La evaluación debe ser fruto de una decisión y una intención institucional. Son muchas las prácticas evaluativas que se llevan adelante de manera cotidiana en una institución, aunque no todas sean sistematizadas u organizadas.

La evaluación tiene la función de motor del aprendizaje pues sin evaluar y regular los aciertos y errores, no habría progreso en el aprendizaje de los alumnos, ni acción efectiva de los docentes, tal cual también lo sostiene la transformación educativa.

¿Cómo Evaluar? Está referido a la importancia de la obtención de la información. En las Instituciones Educativas en general ésta circula en forma oral y espontánea.

Tomar decisiones en cuanto a cómo evaluar requerirá de consideraciones y criterios, el problema metodológico es mucho más amplio y profundo que la serie de instrumentos a evaluar. La clara determinación de los aspectos a evaluar, de los específicos o variables y de los posibles  indicadores,  es fundamental para pasar más tarde a construcciones estratégicas y de instrumentos de recogida d datos. Una serie de interrogantes nos permiten discriminar; orientar el proceso de selección de indicadores que permitan recoger esos datos que den cuenta de la existencia o no de aspectos a indagar; eso si cualquiera sea el modelo por el que se opte, el proceso y las técnicas o instrumentos deben respetar la validez y fiabilidad como condiciones fundamentales. Para la indagación del curriculum real pueden resultar de utilidad:

  • Observación directa (listas de conducta – escala de clasificaciones)
  • Diversas técnicas de registro y notas de campo
  • Observación indirecta ( entrevista – cuestionarios – diarios o registros)

Para la utilización de cualquiera de las técnicas señaladas, habrá que tener en cuenta: la oportunidad de aplicación, la rigurosidad propia de cada uno, el análisis del material recogido, su contrastación y la interpretación posterior y que por su importancia debe ser elaborada a nivel institucional.
Para los resultados o efectos del curriculum es necesario tener en cuenta otras cuestiones (ámbitos, actores a indagar, técnicas adecuadas a cada caso).
Para el rendimiento de los alumnos habrá que tener en cuenta si se van a seleccionar determinadas materias o espacios curriculares; se podrá utilizar datos de tipos cuantitativos y cualitativos.

BIBLIOGRAFIA 

 http://www.sld.cu/galerias/doc/sitios/pdguanabo/la_evaluacion.doc 

http://www.chasque.com/gamolnar/evaluacion%20educativa/evaluacion.04.html http://es.wikipedia.org/wiki/Publicidad

IDEAS CENTRALES

La evaluación se ha convertido en los últimos tiempos en un tema recurrente, tanto en el debate didáctico como en las preocupaciones de los distintos estamentos que integran la vida escolar.

El aprendizaje es la reconstrucción personal del conocimiento existente y el desarrollo de capacidades de un sujeto.

La evaluación tiene la función de motor del aprendizaje pues sin evaluar y regular los aciertos y errores, no habría progreso en el aprendizaje de los alumnos, ni acción efectiva de los docentes, tal cual también lo sostiene la transformación educativa. 

  

 

                                                                                                                                      

 

 –

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Tag Cloud

%d bloggers like this: