Just another WordPress.com site

CALIDAD EDUCATIVA

INTRODUCCIÓN      Muchas veces se ha dicho que la calidad educativa de nuestro país esta en crisis la cual se vuelve menor, cuando se trata de analizar cuáles son las causas de este deterioro y disminuye aún más cuando las políticas gubernamentales, junto con los gobiernos regionales, instituciones educativas y su comunidad, se proponen diversas estrategias para elevar la calidad de la educación.  

      ¿Qué se entiende por calidad educativa? ¿Cómo se evalúa? ¿Cómo se puede mejorar ésta en el contexto actual? ¿Se trata sólo de una cuestión de recursos materiales, o es sólo palabrería política? ¿En qué forma este término alcanza con modificar leyes, reglamentos y contenidos? ¿Educación de calidad para unos cuantos o para quién?.

      Por lo que, estas cuestiones acerca del concepto educación con calidad, y otras más interrogantes, están presentes siempre en el trabajo docente y en la expectativa de los padres de familia, es por esto que el presente ensayo no pretende dar respuestas acabadas a las problemáticas planteadas, sino que intentará hacer una apreciación crítica sobre las significaciones de calidad en la educación en nuestro país, el diagnóstico que resultará será, por tanto tentativo y punto de partida para que en forma conjunta gobierno nacional, gobiernos regionales, autoridades locales y comunidad en general nos sentemos analizar la, problemática y tratar de dar solución a esta crisis educativa a nivel nacional.

I.- CONTEXTO

      Todos nosotros nos hacemos esta pregunta ¿Existe realmente calidad de la educación en el Perú: o es sólo un discurso de politiquería?… A lo largo del tiempo ha ido variando la consideración de lo que resulta fundamental en la calidad. Primero fue el “producto”, más tarde el “proceso”, luego los “trabajadores”. Actualmente la calidad total se fundamenta en la idea de la satisfacción del cliente (en el ámbito educativo esto puede considerarse la superación de los principios de las “Instituciones educativas “).

      Lo más importante es la satisfacción del cliente, con el coste más bajo posible. La empresa de éxito será la que identifique y satisfaga las expectativas de sus clientes. El proceso de calidad total se inicia con la detección de problemas y deficiencias y la propuesta de determinadas soluciones. La calidad depende básicamente de las personas, por ello resulta fundamental atender a aspectos como: La participación, el compromiso, la implicación voluntaria, la colaboración, el trabajo en equipo, la formación de las personas, propiciar el desarrollo/crecimiento  personal de cada individuo como clave del crecimiento y enriquecimiento de la organización, la calidad total implica a toda la organización y  hay que tener en cuenta que el círculo de un sistema de calidad es recursivo: planear, ejecutar, evaluar, ajustar.

      Nos damos cuenta que ¿Calidad educativa? si bien no es tan fácil definir en qué consiste educación con calidad, el concepto de calidad es aquel sentido amplio, integrador y explicativo de la diversidad y riqueza de significados que encierra. Lo que a nuestro entender lo podríamos determinar como:

Relevancia: referente a las necesidades que la sociedad requiere en cuanto a profesionales. Eficacia interna: la cual logra la más alta proporción de destinatarios para acceder a las instituciones educativas y que permanezcan en ellas hasta culminar sus estudios. Eficacia externa: visualiza que el alumno egrese alcanzando los objetivos de aprendizaje establecidos en los tiempos previstos para ellos. Impacto: el cual consigue que los aprendizajes sean asimilados en forma duradera y se traduzcan en comportamientos sustentados en valores individuales y sociales, con que la educación será fructífera para la sociedad y al propio individuo. Equidad: la cual tiene en cuenta la desigual situación de alumnos y familias, las comunidades y las instituciones educativas, y ofrece apoyos especiales a quienes lo requieren, para que los objetivos educativos sean alcanzados por el mayor número posible de estudiantes. 

      Como se observa, la calidad educativa contempla el nivel de aprendizaje de los alumnos, pero también la medida en que una escuela o sistema educativo consigue que los niños, jóvenes en edad escolar y estudiantes universitarios acudan a las instituciones educativas y permanezcan en ella, hasta el termino de sus estudios.  

      Como nos damos cuenta de la complejidad del concepto de calidad educativa es confuso y es seguro que posea una variedad de significados, pero además, pienso que es un término más descriptivo que normativo y posiblemente haya empezado a ser uno de los más atractivos indicadores para la investigación educativa, puesto que nos preguntamos por la calidad educativa de las instituciones que dan estos servicios antes de tomar la decisión de enviar a nuestros hijos o de alguna forma nos damos cuenta o averiguamos por el sentido y la significación individual y social de las actividades y las prácticas de dichas instituciones, por la congruencia con los fines de la educación, por la trascendencia social e histórica de los procesos y acciones académicas. En este sentido el concepto de calidad educativa  es un objetivo que se debe buscar de manera constante, pero que nunca puede alcanzarse en forma definitiva, puesto que los procesos educativos son dinámicos y cambiantes, como lo es la sociedad en que están inmersos.

II.- SUSTENTO TEORICO

      Aunque el término de calidad en 1990 se puso de moda, en México no existen indicadores universales de ésta, como registros de exámenes estandarizados, comparables en todo el País, ya que éste no participó sino hasta a finales de los noventa en éstos. Sin embargo, a partir de entonces han existido varios instrumentos de análisis que permitieron ir dibujando un mapa de indicadores de calidad, los cuales han ayudado a realizar análisis con mayor rigor científico, como son: el aprovechamiento escolar; la evaluación de educación primaria; la preparación profesional de los docentes y algunos estándares como las evaluaciones de lectura y matemáticas en la educación básica (primaria y secundaria) [1].

      La OCDE (1995) define la educación de calidad como aquella que “asegura a todos los jóvenes la adquisición de los conocimientos, capacidades destrezas y actitudes necesarias para equipararles para la vida adulta”. No obstante hay que tener en cuenta que no es lo mismo preparar para la vida adulta en un entorno rural, relativamente sencillo y estable, que en el entorno complejo y cambiante de una enorme ciudad; ni es lo mismo educar aceptando sin más el modelo actual de sociedad que considerando la posible construcción de un mundo mejor para todos.(2)

      Otra definición sería: “La escuela de calidad es la que promueve el progreso de sus estudiantes en una amplia gama de logros intelectuales, sociales, morales y emocionales, teniendo en cuenta su nivel socioeconómico, su medio familiar y su aprendizaje previo. Un sistema escolar eficaz es el que maximiza la capacidad de las escuelas para alcanzar esos resultados.”(3)

      La eficacia no estará en conseguir un buen producto a partir de unas buenas condiciones de entrada, sino en hacer progresar a todos los alumnos a partir de sus circunstancias personales. En este sentido conviene enfatizar en la calidad de los procesos escolares, y evitar dar un valor absoluto a los productos obtenidos.

      Según Giné (2002), desde la esfera de los valores, un sistema en la calidad educativa se caracteriza por su capacidad para:

– Ser accesible a todos los ciudadanos.

– Facilitar los recursos personales, organizativos y materiales, ajustados a las necesidades de cada alumno para que todos puedan tener las oportunidades que promoverán lo más posible su progreso académico y personal.

– Promover cambio e innovación en la institución escolar y en las aulas (lo que se conseguirá, entre otros medios, posibilitando la reflexión compartida sobre la propia práctica docente y el trabajo colaborativo del profesorado).

– Promover la participación activa del alumnado, tanto en el aprendizaje como en la vida de la institución, en un marco de valores donde todos se sientan respetados y valorados como personas.

– Lograr la participación de las familias e insertarse en la comunidad

– Estimular y facilitar el desarrollo y el bienestar del profesorado y de los demás profesionales del centro.(4)

      La calidad educativa es un concepto multidimensional, que puede ser operativizado en función de variables muy diversas. A continuación se relacionan algunas de las opciones frecuentemente utilizadas según Garvin (1,984) y Harvey y Green (1,993).(5)

1.  Calidad como excepción: Calidad como algo especial, distingue unos centros de otros a pesar de que es difícil definirla de forma precisa. En una visión clásica: distinción, clase alta, exclusividad y en una visión actual: la excelencia. Excelencia en relación con estándares: Reputación de los centros en función de sus medios y recursos. La excelencia basada en el control científico sobre los productos según unos criterios: “centros que obtienen buenos resultados”.

2. Calidad como perfección o mérito: Calidad como consistencia de las cosas bien hechas, es decir, que responden a los requisitos  exigidos: “Centros donde las cosas se hacen bien”, centros que promueven la “cultura de la calidad” para que sus resultados sean cada vez mejor evaluados de acuerdo con criterios de control de calidad.

3.  Calidad como adecuación a propósitos: Se parte de una definición funcional sobre la calidad, lo que es bueno o adecuado par algo o alguien. Centros donde existe una adecuación entre los resultados y los fines u objetivos propuestos, donde los programas y servicios responden a las necesidades de los clientes y centros que cubren satisfactoriamente los objetivos establecidos en el marco legal.

4.  Calidad como producto económico: Aproximación al concepto de calidad desde la perspectiva del precio que supone su obtención: Centros eficientes al relacionar costos y resultados, centros orientados hacia la rendición de cuentas.

5.  Calidad como transformación y cambio: Definición de calidad centrada sobre la evaluación y la mejora a nivel institucional: Centros preocupados por mejorar el rendimiento de los alumnos e incrementar el valor añadido y centros orientados hacia el desarrollo cualitativo de la organización.(5)

      De acuerdo a Rafael Quiroz mejorar la calidad de la enseñanza implica plantear cambios articulados de tres dimensiones: 1) el currículum, 2) las condiciones institucionales y la gestión de las escuelas y, 3) la formación y actualización de los maestros. Por otra parte, no está de más decir que en los últimos años ha habido un avance cuantitativo muy importante en escolarización que, sin embargo, convive con un aumento de las desigualdades entre centros, respecto a la calidad de la enseñanza, puesto que una cosa es acceder a la escuela y otra, bien distinta, a qué centro y en qué condiciones.(7)             

      Para hablar de calidad educativa en el Perú, debemos en este caso utilizar el slogan del Sistema de Defensa Civil, “La calidad educativa es tarea de todos”. Desde que el hombre no se forma nunca de modo abstracto sino en la praxis, bajo la influencia de un grupo humano; de su cultura peculiar, por algo lo primero que aprende es hablar lo que escucha.

      La calidad educativa es pues un proceso que nos debe dirigir hacia la idealidad. no tratamos de soñar sino de materializar aquello que tenemos como idea, estamos hablando entonces que para lograr esa calidad educativa deben intervenir entre otros: El Estado, la Municipalidad, los profesores, los alumnos, la comunidad, los padres de familia, los medios de comunicación social (prensa, radio, tv.) y todas las instituciones que rodean el entorno social. Ante el reto de la calidad de la Educación si no podemos hacer mucho, más vale que hagamos algo.(6)

      A pesar de lo mucho que hoy se habla de calidad educativa, no se ha llegado a unificar una definición única que integre los diversos contenidos o aspectos involucrados. En el sentido común, la preocupación por la calidad educativa se encuentra mayormente asociada a las limitaciones en la preparación docente (“para que la educación sea buena, necesitamos buenos profesores”), o a los bajos niveles de rendimiento de los estudiantes. La preocupación por los resultados a su vez, no solo suele referirse a cuanto se aprende, sino a la calidad de lo que se aprende. (logros o contenidos?).(6)

     Así mismo se acostumbra señalar: “Una educación será de calidad si les da a los estudiantes alguna calificación laboral”. “Si ya no necesitan academias para ingresar a la universidad “. A veces, manejar situaciones personales y sociales de la vida cotidiana.(6)

 

III.- FORMULACIÓN DE LA PROPUESTA

      Sin lugar a dudas, la problemática de la calidad de la educación en el Perú  ha ocupado el centro del debate pedagógico en los últimos años. La falta de calidad ha sido el eje de crítica que distintos sectores se le ha formulado al funcionamiento del sistema educativo. Al mismo tiempo, la totalidad de los discursos pedagógicos e institucionales colocan, casi siempre, a este concepto (el de calidad en la educación) como el objetivo principal de cuanta acción o acciones educativas se proponga llegar adelante. Consideremos también, que la escuela pública en nuestro País es desde luego una opción política, es decir, la expresión de poderes e influencias puestas a disposición de los ideales y aspiraciones de aquellos que gobiernan, motivos suficientes por lo cual hacemos una propuesta para tratar de mejorar la calidad educativa en nuestro país, atendiendo a los siguientes aspectos:

Cobertura: ampliarla sustancialmente, hasta conseguir su universalización, en el menor tiempo posible.

Permanencia: reducir sensiblemente los niveles de deserción y fracaso.

Calidad: incrementar los resultados en materia de logros de aprendizaje. 

 Equidad: diseñar modelos adecuados que atiendan las distintas demandas y necesidades y produzcan resultados equivalentes para todos los alumnos, independientemente de su origen y condiciones. 

 Articulación: una escuela secundaria que se asuma como el último tramo de la educación básica y que se articule con los otros dos niveles educativos, tanto en su gestión como en su modelo curricular.             

Pertinencia: transformar el ambiente y las condiciones de la institución educativa para lograr un genuino interés y gusto de maestros y alumnos por la tarea que realizan. 

Capacitación de los docentes: dar facilidades y exigir a los docentes para que asistan a capacitaciones, diplomados para estar de acorde a las pedagogías actuales.

 

IV.- IDEAS CENTRALES

1.- Un producto es de calidad cuando reúne un conjunto de propiedades que lo hacen mejor que otros de su clase y consigue los resultados para los que había sido fabricado. Podemos hablar de calidad de la enseñanza si los objetivos inherentes a la actividad educativa se logran con éxito.

2.- El hecho de que el concepto de “calidad educativa” constituya un   término relativo ha dado lugar a que las definiciones y aproximaciones efectuadas al respecto por los distintos autores difieran entre sí. En algunos casos se asocian los criterios de calidad a “rango” y “estatus”, considerando como “buenos centros” aquellos donde asisten alumnos de extracción socioeconómica alta.

3.- La calidad de la educación en América Latina requiere de una mirada extensa, una mirada en la que sea posible dar cuenta de las características escolares y extraescolares que gravitan sobre las condiciones sociales para desarrollar, con igualdad, las oportunidades de aprendizaje escolar para todos y con todos.

4.- El abordaje de una calidad educativa requiere entonces de una visión amplia en la que se recoja la preocupación por una mejora en los resultados de aprendizaje pero que sea capaz de integrar, al mismo tiempo, los procesos de cambio que están transformando nuestras sociedades y sus impactos, las condiciones sociales y de desarrollo que subyacen a las particularidades locales, nacionales y regionales y, las adecuaciones necesarias para acompañar los avances disciplinarios y didácticos

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.  Andere, E. ( 2003). La educación en México: un fracaso monumental. ¿Está México en riesgo?. México. Disponible en: [http://capacitacion.ilce.edu.mx/inee] /pdf/PISAplus.pdf#search=’OCDE%20%28pisa%29. Accesado el 15 de diciembre del 2010.

2. OCDE (2001) Schooling for tomorrow: Trends and scenarios. Paris: CERI-OECD. Disponible en : [http://www.redaccionpopular.com/index.hp?principal state  =articulo&idArt=913].  Accesado el 15 de diciembre del 2010.

3. MORTIMORE, P. (1.992): “Quality control in Education and Schools”. British Journal of Education Study.

4. CLIMENT GINÉ (2002) “Des de l’esfera dels valors”. Revista de Blanquerna, 7, URL

5. ROMERO PEÑAS, J.L. (1.984): Indicadores socioeconómicos y educación.

Anaya. Madrid. Disponible en [ http://www.oposicionesprofesores. com/biblio/ docueduc/LA%20CALIDAD%20EDUCATIVA.pdf]. Accesado el 15 de diciembre del 2010.

6. Linares Pacheco, Manuel. (2007). Disponible en:  [http://www.redaccion popular. com/index.php?principal__state=articulo&idArt=913]. Accesado el 15 de diciembre del 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Tag Cloud

%d bloggers like this: